Domingo de Ramos

Domingo de Ramos

Entrada triunfal de Jesús en Jerusalén

La mañana del Domingo de Ramos se despierta en Espejo con estruendo de tambores y cornetas que en frenético paso ligero acuden temprano a las puertas de la iglesia parroquial, y con sus notas anuncian a los cuatro vientos el inicio de su Semana Mayor. A la sombra del templo hace guardia la Hermandad de Romanos, que espera impaciente la salida de la Borriquita para acompañarla en su recorrido procesional.

Bendecidas las palmas y olivos, la cofradía infantil de la Entrada Triunfal de Jesús en Jerusalén inunda con sus pequeños nazarenos el llano de la iglesia y recibe el primer aplauso de una multitud enaltecida que se agolpa para saludarla. Atrás quedaron los recuerdos de otra época: "...Cómo resuena aún, nítido, el tañido inmaculado de aquellas campanas en la enhiesta torre de la iglesia de San Miguel. Su revuelo, alegre y bullicioso, saludaba en la mañana a los primeros rayos del sol, espejeándose en la cal blanquísima de las casas y en el verdor intenso del naranjo: tornábanse entonces las Calleras templo aromado de impoluto azahar para recibir entre aleluyas el Cuerpo y la Sangre de Cristo en procesión (...). Y (cómo) refulgía esplendente la capilla del Colegio de las Monjas mientras dulces cantos de querubines despedían al Señor con alborozo camino de la parroquial".

Entrada triunfal de Jesús en JerusalénEntrada triunfal de Jesús en Jerusalén

Hasta bien avanzada la década de los sesenta la "Procesión de las Palmas" se organizaba en Espejo de manera diferente a como se celebra en nuestros días. No se contaba con paso procesional, y su itinerario era más breve que el actual. Partía entonces de la Capilla de San Miguel -hoy cerrada al culto- luego de haber sido bendecidos las palmas y los ramos de olivos. El párroco y el primer regidor municipal presidían el desfile, que discurría por las Calleras, Trininidad Comas, Plaza, calle San Bartolomé hasta alcanzar la iglesia parroquial. Cerraba el cortejo la banda municipal de música, con marchas procesionales a lo largo del recorrido.

La idea de procesionar la Pollinica se gesta en 1968 en el seno de la Agrupación Escolar Mixta "Cervantes", siendo entonces su director D. Eduardo Barrón Lucena mientras uno de sus profesores, D. Juan García Solaz, ostentaría el cargo de presidente de la nueva hermandad. Asimismo se nombra hermano mayor honorario a D. Antonio Romero Luque, que por aquellas fechas estaba al frente de la Delegación Provincial de la Juventud, en Córdoba. La nueva cofradía venía a ocupar un hueco importante en el acervo semanasantero espejeño, al tiempo que incorporaba al niño al ambiente cofradiero, que por entonces gozaba en Espejo momentos de especial vitalidad. Desde esa fecha no ha faltado a su cita procesional, que a lo largo de su recorrido ofrece una estampa entrañable: el paso de la Borriquita sobre los aún tiernos hombros de los escolares, que prematuramente se ensayan en la ardua labor costalera.

Desfile procesional

Salida: a las 10 de la mañana del Domingo de Ramos, de la iglesia de San Bartolomé.

Itinerario: Carrera de Jesús (San Bartolomé, Santo, cruce de Empedrada, García Lorca, Frasquito Castro, Paseo de Andalucía, Trinidad Comas, Plaza de la Constitución, calle Nueva y San Bartolomé).

Entrada triunfal de Jesús en JerusalénEntrada triunfal de Jesús en Jerusalén

En la organización del desfile procesional se establecen dos tramos claramente diferenciados. En primer lugar, los nazarenos, niños y niñas vistiendo inmaculada túnica blanca, ceñida de cordón rojo, y capa carmesí, que caminan jubilosos portando en sus tiernas manos verdes ramos de olivo: "Con la llegada del año 1968 mudó su faz el Domingo de Ramos. Al recorrido procesional, pausado y solemne, se unió el exorno de una bulliciosa algarabía infantil, portadora de túnica armiñada y capas rojas, titilando de fe destellos. No podía ser de otra manera, pues cuando alguien había querido acallar aquel clamor, le respondió el Maestro con dureza "Si estos callan, las mismas piedras darán voces". Tras la comitiva infantil, en un segundo tramo, el pueblo en general con palmas en verdadera simbiosis gene-racional que garantiza en Espejo la continuidad de una tradición. El cabildo municipal y demás autoridades acompañan al cortejo. La Hermandad de Romanos, en la cabecera de la procesión, y la Banda Municipal de Música, en el extremo final, inundan de notas musicales el intrincado recorrido por las calles de esta población.

Imágenes

La imagen representa el pasaje bíblico que da título a la cofradía: Jesús montado sobre el asno alza su mano derecha para bendecir a quienes le aclaman.

Entrada triunfal de Jesús en JerusalénEntrada triunfal de Jesús en Jerusalén

Se trata de una pieza de serie salida de los talleres religiosos de Olot, donada al colegio por Dña. Concepción Millán Castro, que había acogido con entusiasmo la propuesta del centro escolar.

Semana Santa