Gastronomía

Gastronomía

 

En cuanto a la gastronomía, la palma se la lleva, sin duda, el reconocido chorizo, de renombre universal. También la morcilla de Espejo es inigualable. Ambos productos resultan insustituibles en la dieta espejeña y los visitantes los solicitan con avidez. La confitería, por su parte, está representada por el laborioso cuajado, a base de almendras, azúcar, tocino, huevos y canela, o los hojaldres, de manteca y harina, así como los clásicos pestiños para Semana Santa, los “bichitos” las magdalenas y los mostachones de cuidadísima elaboración.

 

Cuajao

Ingredientes

Catorce huevos, un kilo de azúcar, tres cuartos de kilo de almendras, raspadura de limón, ciento veinticinco gramos de tocino, una onza de canela (40 gramos aproximadamente)


Preparación

Se baten los huevos, se le añade el tocino a media cochura, se machacan con el mortero añadiendo los demás ingredientes. Ingredientes para la canastilla: harina, vino blanco y un poco de azúcar. Esta canastilla se vierte dentro de la cuajadera sirviéndole como molde. Todo lo demás de vierte también dentro de la cuajadera y se cuece entre dos braseros de picón.

Pestiños

Ingredientes

Un kilo de harina, tres cazos de aceite bien caliente, ciento veinticinco gramos de ajonjolí, veinte gramos de canela molida, diez clavos, cincuenta gramos de azúcar, medio litro de vino blanco, diez gramos de sal, raspadura de limón.

Preparación

Hacer una masa mezclando todos lo ingredientes. Hacer el pestiño y freírlo en abundante aceite de oliva, previamente desahumado. A continuación enmelar con miel, azúcar, cáscara de limón, canela y vino blanco. Este dulce es propio de Semana Santa.

Bichitos caseros

Ingredientes

Doce huevos, nueve cascarones de aceite de oliva desahumado, un kilo de harina, un cuarto de azúcar, ralladura de limón.


Preparación

Se mezclan todos los ingredientes hasta formar una masa. Se cogen pequeñas porciones y se fríen en un perol con mucho aceite de oliva a una temperatura que no sea muy alta. A continuación se enmelan con azúcar y limón rallado. Este dulce se adapta a todas las fiestas.

Torticas caseras

Ingredientes

Dos kilos y medio de azúcar, seis kilos de harina tostada, dos onzas y media de canela, trescientos gramos de ajonjolí, cuatrocientos gramos de almendra molida, la cáscara de tres limones rallados y dos kilos y medio de manteca de cerdo.

Preparación

Se hace con todos los ingredientes una masa compacta (dura). Se cogen pequeñas porciones dándole forma de tortas con la mano. Se colocan en unos papeles de estraza para su cocción a horno flojo. Este es un dulce propio de navidad.

Morcilla casera

Ingredientes

Diez kilos de manteca de cerdo, siete kilos de sangre de cerdo, seis kilos de cebollas picadas, doscientas cornetas coloradas, ciento veinticinco gramos de pimentón, doscientos cincuenta gramos de comino y doscientos cincuenta gramos de matalahúva.

Preparación

Todos los ingredientes bien molidos, se le añaden a la sangre y a la manteca picada, amasándose todo en un lebrillo. Se embutirá a continuación en tripas de vaca (antiguamente, se hacia a mano con el embudillo, hoy en día se hace a máquina). Se hierven, una vez embutidas, en una caldera durante media hora. Después de cocidas se cuelgan en una chimenea para darles humo. Una vez ahumadas y secas se echan en orzas de barro, bañadas en aceite de oliva, para su conservación.

Chorizo casero

Ingredientes

Diez kilos de carne de cerdo, doscientas cornetas choriceras coloradas, doscientos cincuenta gramos de ajo molido, cincuenta gramos de pimienta blanca molida, un mazo de tripas del mismo cerdo, unos granitos de matalahúva y sal al gusto.

Preparación

Se amasan y se mezclan todos los ingredientes en un lebrillo con la carne bien picada. A continuación se embuten en las tripas. Si hay humedad se ora al sol y una vez oreado se fríe en un perol con manteca de cerdo y aceite de oliva. Se echa en una orza de barro para su conservación.